Twitter

domingo, 28 de agosto de 2016

Macchina

La Macchina

El PRO pretende poner maquinitas para votar.
Algunas personas publicitan la idea, que a priori, cuenta con la aprobación del PRO y del Frente Renovador (FR).
Se basan en que la Argentina de las últimas décadas tiene un historial de fraude, que es casi imposible el contralor por la injerencia de los punteros -una vez más el Estado impotente- [1] y que las maquinitas evitarían el fraude en la carga de resultados en Correo Argentino.
Por el otro lado, sus detractores sostienen:
  • Que no existe manera de proteger el secreto del voto, con lo que concuerdo, y que las máquinas son tan o más manipulables que el conteo actual.
  • Que la diferencia radicaría en que el actual gobierno tendría la operación del sistema y por lo tanto sería él y no el FPV quien estaría en posición de efectuar o no el fraude.
  • Que el fraude en la última elección fue evitado parcialmente por la gran participación de la ciudadanía en tareas de fiscalización. El gobierno, con el sistema electrónico, se evitaría necesitar ese ejército de fiscales y por lo tanto permitiría a la política divorciarse aún más de los molestos votantes.


Mi opinión
Sin ser experta en informática, queda claro que no existe forma de proteger el secreto del voto en un sistema informático. Los que sí saben, como @mis2centavos o @autopolitics lo han explicado y justificado con largueza.
Así lo han entendido las Cortes Supremas de Alemania y Holanda que prohibieron la práctica.
Los fraudes con máquinas en EEUU han sido denunciados en diversas ocasiones. Recomiendo este documental emitido por HBO [2].


El caso flagrante fue la elección de Bush hijo, y el fraude electoral en Florida.



Papeletas
Contando papeletas.
Por el contrario, hace pocos meses hemos presenciado la votación popular más importante para Occidente en lo que va del SXXI, el #Brexit, donde votaron 33.577.342 personas. Con papeletas. Y no hubo acusaciones de fraude.
De un lado de la mesa se sientan los que cuentan y del otro
los que auditan. Todo está filmado.

Donde sí se usan máquinas es en Venezuela, donde hubo un obvio fraude electoral y en Brasil, donde yo sí creo que hubo y Guillermo Raffo, que vive allí y entiende del tema, sostiene lo contrario.
Acusaciones de fraude en la elección.

Hay dos razones que persigue la clase política con la incorporación de las máquinas:


1. La cometa. En las elecciones de 2015 hubo 94.979 mesas. Si repiten el número, se necesitarán 94.979 máquinas. Si cada máquina costara U$S 2.000 estamos hablando de un gasto de U$S 189.958.000.- [3]. El contrato de las elecciones municipales de la Capital el año pasado fue por instalación y operación. Por lo poco que entiendo del contrato, la ciudad no compró las máquinas. Aún así gastó $ 218.000.000 por 9.500 máquinas (con dólar a $ 10.-). $ 22.947 por máquina = U$S 2.295 por máquina - sin comprarlas -. Para el año que viene estaríamos hablando de un gasto de $ 3.269.277.158.- Si los funcionarios fueran deshonestos, un 5% de cometa es $ 163.463.858.
2. La clase política daría un paso más en el divorcio entre ellos y la población. Ya ni siquiera los necesitarían para cometer fraude.


Propuesta
No gastar en máquinas. Porque sólo es para fraude y porque el Estado tiene otros destinos más interesantes para gastar tres mil millones de pesos.
Todas las denuncias sobre fraude electoral son entendibles y hay que atacarlas. Acá va mi propuesta para que no haya fraude electoral y para no gastar $ 3.270.000.000.-


Propuestas en particular
Parto de una base conceptual que parece olvidada por todas las autoridades: EL RESPONSABLE DEL ESCRUTINIO ES EL ESTADO, NO LOS PARTICULARES.
La población, en defensa propia, ha participado el año pasado en la fiscalización de las elecciones.
Pero nada quita que el responsable de la elección y de que los números publicados reflejen con exactitud la voluntad popular es el Estado y sólo el Estado. No los partidos políticos, no la ciudadanía, no los punteros.
Vamos a lo práctico.


PROBLEMAS
Los puntos en discusión son pocos:
Padrón.

  1. La confección de los padrones. Acá sí tienen que actuar los partidos políticos y la ciudadanía. Publicitar la importancia. Fiscalizar la elección no empieza el día del escrutinio, empieza cuando se publican los padrones provisorios. TODOS debemos involucrarnos en controlar que no estén "inflados". Deben imprimirse con tiempo y todos tenemos que poder verlos. Para denunciar muertos, para denunciar fraudes. Si hay 80 personas viviendo en una casa en Formosa, y el padrón es publicado COMO OBLIGA LA LEY ELECTORAL, entonces los partidos de la oposición o los vecinos deben denunciarlo e impugnar la inclusión de esas personas. ¿Qué estaban haciendo los partidos de la oposición que no se dieron cuenta que vivían 80 personas en una misma dirección? Hay que mover el cuerpo un poco, muchachos. Para eso la ley prevé padrones provisorios y padrones definitivos. Si aparecen muertos, lo mismo. Los partidos políticos deben controlar los 94.979 padrones. Si, como fue denunciado, en una localidad pequeña ponen gente de otros lados para ir a votar, los vecinos y los partidos del lugar deben detectar e impugnar el fraude.
  2. Falta de boletas. La ley electoral prevé con exactitud qué debe hacerse. Con un presidente de mesa apto, coloca diez boletas en cada pila. Entra cada cinco votantes a supervisar. A cada elector se le avisa que si falta su boleta diga “faltan boletas”, se prohíbe entrar con camperas, abrigos o carteras (como prevé la ley) y se detiene al primero que robe boletas (como prevé la ley) bien temprano y bien televisado, y desaparecen los piolas.
  3. Voto cadena. La ley prevé con exactitud ese caso y dice cómo deben firmar las autoridades de mesa los sobres para que no haya voto cadena. Sólo hay que hacer lo que la ley dice.
  4. Recuento de votos. Al momento de contar, las autoridades de mesa, apretados o no por los fiscales, cambian los números siendo infieles a lo manifestado por los votantes. Esto incluye dos casos, cambiar los votos (fueron a votar 180, 120 por A y 60 por B y cambian los guarismos) o agregar votos (la mesa es de 300 votos, fueron a votar 180, agregan 50 votos y dicen que fueron a votar 230).
  5. El guarismo cargado al sistema de cómputos no refleja los números del acta.


SOLUCIONES
La primera es conceptual: LA RESPONSABILIDAD DE LA ELECCIÓN Y EL FIDEDIGNO RESPETO A LA VOLUNTAD POPULAR ES DEL ESTADO.
Por lo tanto es el estado el que debe garantizar que la cadena de hechos termine en un número que refleje la voluntad del Soberano, que no es otro que el Pueblo Argentino.
Por lo que propongo cambiar el criterio de nombramiento de Presidentes y Vicepresidentes de Mesa.
El secreto de la elección es contar con 200.000 autoridades de mesa aptos. Esto es gente con autoridad, con experiencia en el mando, con carácter y gente grande. Y gente que hoy no tenga compromisos con nadie. Formarlos fuertemente, no sólo en la ley electoral sino en que hay actuar con la dureza que la ley expresa (nada de abolicionismos ni progrepelotudismos), con ejemplos prácticos. Instruir a las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad nacional a actuar con presteza. Durante el comicio la autoridad de mesa es la ley y una máxima autoridad, puede ordenar detener gente, puede ordenar registrar personas, etc. Es juez por un día.

Linda Hunt, Presidente de Mesa.

Propongo que se nombren como autoridades de mesa personas con experiencia en el rol de mando: directores de escuela retirados, oficiales militares y policiales retirados, jefes de servicio hospitalario retirados. Docentes de secundario retirados.
Que se elija gente con carácter.
Que se los convoque con antelación, se hagan los cursos correspondientes: repasar la ley y básicamente instrucciones de cómo actuar ante situaciones conflictiva. Si se ve que alguno no tiene el carácter y autoridad para la tarea, separarlo.
Poner toda gente educada, que ha demostrado tener un fuerte compromiso con el Estado Argentino, personas que han tenido posiciones de mando. Autoridad y capacidad de resolución de conflictos.
Pagarles la capacitación de la mecánica electoral y la ley con sus modificatorias y pagar la tarea de Presidente y Vicepresidente de mesa. Pagar $ 5.000 por pera. Clases y jornada electoral. Más viáticos (traslado en móviles del ejército y viandas). Mover a la gente de lugar. Ejemplo, que a Formosa la supervise gente de Cuyo, GBA y Entre Ríos. Que al gran Buenos Aires venga gente de otros distritos, y así,
Estamos hablando de un mínimo de $ 5.000 x 2 x 94.979 = $ 949.790.000. Es mucho menos que el costo de las máquinas. Va a ser un ingreso adicional para doscientas mil personas. Y, lo mejor, es hacerles sentir importantes a personas que ahora están retiradas. Que tiene qué aportar a la Patria y que los necesitamos. ¿Quién mejor que alguien que fue director de un secundario para poner en su lugar a dos idiotas? ¿Alguien va a apretar a un Teniente Coronel o a un Comisario retirado?

¿No lo tendría al General Willis como Vicepresidente de Mesa?.
Comisario Retirado.

Vamos. Es una situación de beneficio para numerosas personas, para los postulados y para la población en general.

Y que la supervisión en cada escuela esté a cargo de las fuerzas nacionales. Ninguna policía provincial. Un efectivo por aula al momento del conteo.
De esta manera el Estado se hace cargo de una responsabilidad indelegable. Ni máquinas, ni puntero. El Estado llevando a cabo su tarea con sus agentes quienes han demostrado su fidelidad durante décadas.
Se deberá autorizar a los fiscales a filmar el conteo y subirlo a la red.
El presidente debe estar acompañado siempre por el vice, Debe presentarse a las siete de la mañana o ser llevado por la fuerza pública. Nada de punteros suplentes.
Una vez elaborada el acta de escrutinio se fotografía y se eleva a la web. Lo que será público. Así cualquier ciudadano puede cotejar el acta con la carga del correo.

Pero básicamente, lo importante acá, es tener 200.000 con autoridad, que se impongan, que manden, que no tengan miedo de recurrir a la fuerza pública para detener a quien sea, que estén muy bien capacitados y que las fuerzas de seguridad respondan sin dudar a las órdenes de las autoridades de mesa TAL COMO PREVÉ LA LEY.
Las autoridades pueden detener a quien grite o prepotee, a quien robe boletas, a quien pretenda birlar un sobre, a quien cante el voto, a quien quiera entrar con la cartera al aula. No es difícil. Es volver a los sanos principios de autoridad y decisión. Y si se lee con cuidado la ley, se verá que ése y no otro es el principio que la rige.
Un poco de coraje y menos darle dinero a MAGIC SOFTWARE.
Entre darle $ 940 millones de pesos a doscientos mil argentinos que han servido a la Nación en su debido momento y darle el triple a MAGIC SOFTWARE de quien no sabemos nada excepto que son amigos de Urtubey y Larreta, no hay mucho que pensar.


SOLUCIÓN II
Ésta ya la dije. Una gigantesca campaña de capacitación. Con cada una de las cosas que no se puede hacer, y la sanción que la ley prevé. Teatralizar como la detienen a quien no quiere dejar la cartera, lo que le pasa al que se lleva boletas en el pantalón. Y así.
* * *
¿Te vas a atrever a tratar de pasarla a Edna Moda, chiquito?


* * *


[1] ¿Quiénes se roban boletas o falsifican actas? Son delitos electorales duramente castigados por la ley. ¿Y si se ponen a hacer cumplir la ley?


2 comentarios:

  1. Excelentes las propuestas, pero pensando en unas cuantas maestras de secundario que tuve...
    Pero sí, gente bien plantada, con requisitos bien determinados y cuantificables.
    La rotación de lugar... excelente.

    Lo que pasa es que eso es trabajo para la gente y control ciudadano REAL, ¿qué político va a querer semejante cosa?

    Mientras más poder tenga la gente en ésto y más complicado se le haga al gobierno de turno "adecuar" las elecciones, mejor.

    ResponderEliminar