Twitter

jueves, 28 de julio de 2016

En Guerra

Estamos en Guerra
50 millones


O la desconexión de los Políticos


Ayer Alfredo Casero dijo lo que ningún político argentino quiere ver. Están demasiado ocupados en las elecciones del 2017 o en no ir presos o en subsidiar celulares. Nunca mirar al mundo para atisbar oportunidades o prevenir problemas.
Una acabada prueba de la mentalidad aldeana de nuestra casta política es la ausencia de reacción ante el #Brexit, el golpe de Estado en Turquía[1] o la caída del precio del petróleo[2] a principios de este año.

Brasil mandó una delegación a Gran Bretaña a negociar un acuerdo comercial la semana pasada. 

Nosotros no. Nuestra Canciller lo mandó al presidente a la nada misma con Merkel.
Los políticos ni siquiera se tomaron la molestia de explicarnos por qué hay dos bases militares chinas en la Argentina.

GUERRA
Hace unos años pocos oían a quienes vaticinaban una nueva batalla en la infinita guerra entre cristianos y musulmanes. Yo era de las sordas.
En la década del ’60 Europa empezó el más ambicioso plan de proteccionismo. Ladrillo sobre ladrillo, Europa amuralló al mercado para convertirse en exportador, pero que no ingresara un alfiler. Una de las primeras víctimas del plan de autoabastecimiento alimenticio fue la Argentina[3].
Hasta llegar al punto de saturación, el plan de la CEE fue viento en popa. A punto tal que debieron importar mano de obra barata para no frenar el crecimiento. En lugar de dimensionarlo para su población. Comenzó en la década del ’80. Antillanos y millones de musulmanes del Magreb al principio, gente acostumbrada a la obediencia al europeo.
Cambiaría.

Riqueza
Desde hace dos décadas Arabia Saudita atesora gigantescos excedentes de exportaciones. Literalmente no saben dónde poner el dinero[4].
Complejo residencial del Rey de Arabia Saudita en Marbella.
Tanto AS como los Iraníes (de otra secta) han decidido apoyarse en una ortodoxia religiosa que cumple varias funciones. La primera de ellas es de control social/político. Al tener un sistema intrusivo, el líder religioso actúa como comisario político. Releva hogar por hogar el nivel de adhesión a la forma de profesar la fe que impone el poder político, por lo tanto el nivel de docilidad al régimen. Una de las tantas formas de exhibición de la sujeción de los individuos es el código de vestimenta. Todo desvío es duramente castigado[5].
Espera en la votación de mesas femeninas en Arabia Saudita.

Así, lustro tras lustro, han asfixiado las libertades civiles en los países musulmanes.
Mujeres kurdas pelean contra fundamentalistas. Bella Ciao. Regalo de @folkersam.
Masacran coptos.
El segundo propósito sería armar el caldo de cultivo para retomar la expansión guerrera.

Fanatismo
El que crece en el caldo de cultivo.
Hay mucho dinero para financiar imanes cuya única ocupación es inventariar a sus feligreses y adoctrinar a los más jóvenes.
Que exista una masiva manipulación de jóvenes por parte de adultos es tan viejo como la humanidad. Que los europeos permitan que el reclutamiento y capacitación se haga en su propio suelo o que los lleven a Siria a entrenarlos, ida y vuelta, escapa a mi comprensión.
Khameini y Obama.


Merkel y Rey de Arabia Saudita.

Khameini y Renzi.
Rey de Arabia Saudita y Reina de Gran Bretaña.

Rouhani y Hollande.



¿Por qué? I
El esfuerzo del Islam es oneroso. La proliferación de imanes, varones en su mejor edad, que en lugar de trabajar, están todo el día reclutando, coaccionando, seduciendo, adoctrinando. Mantener mezquitas. Parte viene de las propias comunidades, parte de los estados petroleros.
En estas últimas dos décadas los jefes religioso/político/militares han organizado a la población musulmana en Europa. Gente que originalmente ingresó como mano de obra barata, atomizados, poco a poco se ordenaron alrededor de este renacer religioso financiado por los estados totalitarios.
El Islam quiere conquistar Europa. Está ahora en la inmejorable posición de tener las faltriqueras llenas.
No subestimemos la prosperidad de los reinos islámicos o de la República de Irán.
Fue una burguesía segura en sí misma, con los bolsillos llenos, la que salió a disputarle el poder al Rey de Francia. Derivó en la Revolución Francesa. Y en el decapitamiento del Rey.
Las reformas económicas de Carlos III hicieron ricas a las familias[6] americanas. Fue una burguesía con cuantiosos ahorros la que se sintió segura para iniciar la Revolución de Mayo. Tener los bolsillos llenos es lo que les permitió pensar que podían afrontar una guerra.
Sucedió acá hace dos siglos.
Tertulias en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson.

Sucede ahora con sunitas y chíitas.
Flota de Príncipe Saudí bañada en oro llega a Londres.


¿Por qué? II
¿Por qué Europa se llenó de árabes? En un principio, para tener mano de obra barata. Es la contracara de una Europa comercialmente amurallada. Si no hay libertad de comercio, los faltantes humanos hay que cubrirlos[7].
Pero eso era antes.

Hollande en la Gran Mezquita de París.
Hoy no tengo respuesta.
Sí sabemos que la socialdemocracia europea tiene innumerables transacciones financieras y económicas con los países árabes, que las castas políticas se han hecho ricas vendiendo armas, administrando su dinero en los bancos europeos, y traspasando paquetes accionarios de empresas europeas a multimillonarios árabes. Cada tanto salta un escándalo de algún político europeo recibiendo sobornos[8].
Los intereses económicos millonarios entre políticos socialdemócratas y los megamillonarios saudíes no han sido aún revelados en su totalidad.
Tampoco debemos ignorar la provisión de droga, particularmente de opiáceos que Medio Oriente provee, negocio millonario que involucra a los países exportadores y a las castas políticas europeas por igual.
Si bien soy propensa a creer que la codicia es un motivo más que poderoso para casi todo, no me convence como móvil para el suicido político, social, cultural e histórico que encaró la clase política europea en los años 2014 y 2015 al dejar ingresar millones y millones de musulmanes.
El problema es de antes. Los ghettos en las capitales son de antes. Pero esto ha sido un giro de tuerca que aceleró todos los tiempos.


¿Para qué?
El Islam quiere conquistar Europa.
No ha sido un plan al azar.
Recuerden que el primer viaje de Bergoglio fue a Lampedusa. El primer mensaje fue: dejen ingresar inmigrantes.
El Papa en su primer viaje fuera del Vaticano a Lampedusa.

Fue al Parlamente Europeo y reiteró el pedido. El cual poco después fue satisfecho.
Papa ante el Parlamento Europeo exige que se abran las fronteras a los inmigrantes.

Tampoco olvidemos que a poco de asumir, Bergoglio se reunió con autoridades musulmanes.
El Papa con Rouhani, presidente de Irán, en el Vaticano
a un año del asesinato de Nisman.

No creo que el Papa sea una pieza importante en esta invasión, pero sí un eslabón para la causa de ellos. ¿Los motivos? Se me ocurren dos: uno, el más improbable: crematístico. Que los turbanteros hayan puesto millones en el IOR. El otro, más probable, que el Papa quiera una Europa y América confesional, y que crea que la destrucción del estado laico constituya un paso imprescindible para volver a una Europa con poder de la Iglesia Católica. Si ése es el plan, es un long shot. Y se corre el riesgo de ser un idiota útil de los musulmanes. La Iglesia Católica nunca quiso los estados occidentales laicos y se subió a todos y cada uno de los bondis que se apartaran de ese objetivo. Como Hitler, por ejemplo. Son medio mamertos. Por eso le doy alguna probabilidad a esta decisión imperdonable. Lo cierto es que Bergoglio hizo propaganda para convencer a las buenas familias europeas de aceptar a los invasores. Espero que la Historia se lo cobre.
Tampoco queda clara la relación entre el Papa, Irán y Cristina Fernández tras su asunción. El tiempo dirá.
El otro punto oscuro en la invasión masiva de 2014/2015 es la financiación. ¿De dónde provino el pago a los transportistas, el dinero de bolsillo y las tarjetas para llamadas telefónicas de millones de personas? Más de uno apunta a Soros y otros multimillonarios. Entonces, ¿cuál sería el interés de multimillonarios occidentales de financiar la invasión a Europa por parte de musulmanes en edad de guerrear? Leer aquí.
Arabia Saudita e Irán.
La expansión del Islam es un deseo común a ambos enemigos desde la desaparición del Imperio Otomano. Las décadas de pobreza mantuvieron ese mandato dormido. La prosperidad de las últimas décadas los decidió a encarar el viejo anhelo.
Hasta ahora lo han hecho bastante bien.

50 millones
Como ha dicho nuestro intelectual Alfredo Casero[9], estamos en guerra. No todo el mundo. Occidente y el Islam. Y Occidente somos nosotros[10]. Tanto General Pico como Amiens o Bologna o Malmo. No entenderlo sería muy estúpido de nuestra parte.
Batman rules. Quiere decir que las reglas las marca el dueño de casa. Esto vale para occidente con sus inmigrantes musulmanes, para los argentinos con los bolivianos y paraguayos que tienen enclaves donde la ley de la República Argentina no ingresa o para Batman con el extraterrestre Superman.

Europa puede o no salir exitosa de esta guerra con el Islam. Sabemos que será costosa. En Francia solamente, hay seis millones de musulmanes. El 10% de la población. En cada pueblo, en cada barrio, y varios en ghettos por todo el país. Es imposible distinguir un turbantero “bueno” de otro “malo” en una guerra de guerrillas. Esto termina de dos maneras, o con Europa sucumbiendo luego de décadas de pelear, o en una solución a lo Isabel la Católica. Por ahora, es final abierto.
Isabel la Católica ofreció a toda la población del sur de España
convertirse o el exilio. Para su sorpresa, miles de musulmanes eligieron 
emigrar al norte de África (Hugh Thomas).

Nosotros
Nosotros, los americanos, debemos reservarnos como el refugio de occidente. El lugar al que los europeos que sobrevivan puedan venir. “Nosotros” es: EEUU, Canadá, Australia, Nueva Zelandia, Uruguay, Sudáfrica, Argentina, y en menor medida, México. (Ya esbozado aquí).
La Argentina debería organizarse social, política y culturalmente, en términos prácticos, para recibir 50 millones de europeos. Porque eso es lo que viene. Los que huyan de la próxima guerra. Y debemos estar listos para recibirlos.
Antes deberíamos organizarnos para poder ayudar a Europa. Le podemos mandar alimentos, pero no tenemos flota, a diferencia de la segunda guerra mundial. Nuestro flete depende de los chinos (lindo ¿no?).
No debemos traer musulmanes si queremos ser un resguardo de los europeos, éste debe ser un lugar seguro.
Tenemos que tener bien claras las alianzas con los que están entendiendo los problemas, como Gran Bretaña o Hungría.
Pero nadie, nadie, de la casta política lo tiene en agenda. Están ocupados con Tinelli, de vacaciones en Miami o en la tele hablando de la tarifa de gas.
But we know better.

* * *
Paul Joseph Watson se dedica a desenmascarar la mentira. Los que nos mienten en la cara y mientras tanto pretenden hacerse pasar por buenos tipos interesados en el bienestar ajeno. Progres, bah.

La misma basura que Guillermo Raffo y Gustavo Noriega exponen en "Progresismo, el octavo pasajero" [11]. El bananismo, el mindfucking. Los stalinistas que mienten en la cara.

"Decir la verdad es revolucionario", Tommy Robinson.


Les dejo este revelador reportaje a Watson. Son cinco minutos. En inglés.







* * *



                                


* * *





[1] Los malos se apropiaron de la Puerta de Europa, por si no se dieron cuenta.
[2] La reacción de nuestro gobierno fue poner precio sostén ¡a las petroleras!, lo que no hizo para los tambos, dicho sea de paso.
[3] Diez años después continuaron Australia, Canadá y Nueva Zelanda que tuvieron que salir a buscar nuevos mercados.
Contrariamente a lo que es enseñado en el CBC, las exportaciones agrícolas argentinas 1880-1955 tenían por destino toda Europa y no solamente Gran Bretaña. En el mejor momento, las exportaciones a GB alcanzaron al 50% del total. El resto de los destinos fueron Francia, Bélgica, Holanda, Alemania y otros países en menor medida.
El plan de autoabastecimiento alimentario fue un golpe en el plexo solar de la economía argentina. Peor aún que el default de Gran Bretaña tras la WWII. En la década del ’60 fue aún peor. En su plan de subsidios a la producción agropecuaria, la CEE comenzó a tener excedentes, que exportaba a precio de dumping. Argentina, así, no sólo perdió sus mercados históricos, sino también los secundarios gracias a la competencia desleal de Europa.
Tras el plan de autoabastecimiento europeo sobrevivimos con las exportaciones a Sudáfrica, Rusia, Medio Oriente y poco más.
Como condición para ingresar a la Comunidad Económica Europea, Gran Bretaña debió traicionar a Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Estas debieron reconvertirse. Nueva Zelanda sufrió una durísima crisis de sobreendeudamiento y luego default de su deuda externa. Tras el viaje de Nixon a China, Australia y Nueva Zelanda comenzaron a exportar alimentos a todo el sudeste asiático.
[4] Paraísos fiscales, bancos europeos, mansiones en Londres y la Costa Azul, paquetes accionarios de empresas.
[5] Sería el equivalente a la obligación a ir a misa y confesarse periódicamente.
[6] . Esas familias luego perdieron todo, pero ese es otro cantar.
[7] Hubiera sido infinitamente más inteligente no subvencionar el cultivo de tomates en el sur de España donde la totalidad de la mano de obra es del Magreb e importarlos del Norte de África. No habría decenas de miles en la totalidad de los campos, hombres solos sin sus familias y masticando bronca. Habría pueblos enteros en el África mediterránea cultivando su tierra con su familia y vendiendo tomates. Más baratos. Pero no. El stalinismo es insidioso.
[8] . Por ejemplo, el de la ministra de Sarkozy que viajaba todos los fines de semana a Túnez, en donde vendía armas.
[9] Alfredo Casero conjuntamente con Guillermo Raffo son hoy por hoy los dos intelectuales más lúcidos de nuestro país.
[10] Más allá de algunos ex PC que se infiltraran primero en la Alianza y luego en el gobierno K, que hablan de la Nuestramérica y otras gansadas, nosotros somos occidente.
[11] "Progresismo, el octavo pasajero", de Noriega y Raffo. Ampliamente recomendado.

3 comentarios:

  1. excelente Hyspasia, lastima que me tenes bloqueado en twiter no se por que, te agrego otra perlita, el invento de las normas ISO europeas no fue para asegurar calidad ni mucho menos sino para aumentar los costos de los competidores.Lo único que hacen es aumentar la burocracia interna disminuyendo la eficiencia de las empresas que las usan.soy ingeniero y se de lo que hablo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el dato. Yo tampoco sé por qué lo bloqueé. Ya lo remedio.

    ResponderEliminar